miércoles, 29 de abril de 2009

MAYOS DE LAS MOZAS



Un poco cursis quizá, para los tiempos que corren; pero añorados y respetables como también lo fue toda la larga época en que se cantaron a las mozas, este puñado de estrofas que tanto nos suenan y que muchos de nosotros hemos cantado alguna vez en noches claras por las calles del pueblo. Queden, pues, enganchados desde hoy en la red para general conocimiento, sobre todo para los olivareños en edad madura que viven fuera de la patria chica y que, igual que a mí, les traerán a la memoria aquellos viejos tiempos.
La fotografía con la que se presentan es actual, tomada esta misma primavera por las eras de las Columnas.


MAYOS DE LAS MOZAS:

Estamos a treinta
del abril cumplido,
yo y mis compañeros
sean bienvenidos.

Estamos a puertas
de un fuerte castillo,
yo y mis compañeros
del amor heridos.

Heridos venimos
todos a cual más,
a pedir licencia
si la queréis dar.

Viene tu galán
prometiendo mayo,
con verdes pimpollos
blancos y encarnados.

Encarnada rosa
feliz primavera,
los que han de cantar
tu licencia esperan.

Esperando estamos,
luz de la mañana,
ver el cielo abierto
y el sol en tu cara.

Cara pinta hermosa,
número de apeles,
para dibujarte
no traigo pinceles.

Pinceles son plumas,
una me has de dar
de tus alas bellas,
águila imperial.

Águila imperial
que al sueño reposa,
despierta si duermes
y oirás tu copia.

Copiosos y rubios
tus cabellos son,
tu cabeza es ara
de la discreción.

Con discreción brillan
tus finos pendientes,
formando Cupido
flores en tu frente.

Frente y cejas rubias
tus pestañas brillan,
tus ojos luceros
relumbrante niña.

Relumbrantes son
tus mejillas bellas,
tu nariz al punto
discreción de perlas.

Perlas son tus dientes,
tu boca un clavel,
tu labio chiquito
dulce panal es.

El panal sellado
que a la barba baja,
es dulce y sabroso
que a la nieve cuaja.

Cuaja en finas perlas
tu hermosa garganta,
con venas azules
que al pecho desmandan.

Desmandados torpes
son los que atormentan,
que a la nieve cuaja
frente que alimenta.

De alimento son
señora tus brazos,
con diez ramilletes
de jazmín tus manos.

Manos más divinas
fueron pues pintadas,
cuerpo más perfecto
del galán soy dama.

Del galán soy dama
podéis perdonar,
tu hermosura es tanta
no puedo pintar.

Pintaré tu garbo,
menudito el pie,
chiquitito encanto,
hechicera es.

Hechicera es
aquí esta señora,
FULANA se llama,
de esta calle aurora.

Aurora en tus luces
planté una azucena,
mayo le prometo
sea enhorabuena.

Sea enhorabuena
pimpollo encarnado,
FULANO se llama,
recibe por mayo.

Quiérelo madama,
quiérelo llorosa,
clavel jaspeado,
encarnada rosa.

Encarnada rosa,
azucena blanca,
reina de este pueblo,
de esta calle mapa.

Mapa de galanes,
tan sólo nos falta
una bendición
de tu mano blanca.

Blanquea la aurora
y le dice al sol:
espejo brillante,
quédate con Dios.

Quédate con Dios
que el mayo ahí se queda,
con diez ramilletes
a la cabecera.

Quédate con Dios
que con Dios nos vamos,
hasta el sotro día
que es la Cruz de Mayo.

Adiós alhelí,
adiós azucena,
adiós clavelina,
adiós rosa bella.

1 comentario:

javier dijo...

Me párese muy lindo tu blog con temas muy interesantes.

Visita mi blog que esta bueno

http://lomascodiciadodelplaneta.blogspot.com